Video: una kiosquera que hace lucha libre le pegó más de 10 trompadas a un delincuente que intentó robarle

La mujer atendía un local ubicado en Resistencia, Chaco, cuando el ladrón llegó por la madrugada para intentar robarle. Luego de recibir la golpiza, escapó sin llevarse nada.

Nacionales 23/05/2024 Agustín Agustín
descarga (1)

Una kiosquera le pegó más de 10 trompadas a un delincuente que intentó robarle un paquete de cigarrillos del kiosco que atiende en la ciudad de Resistencia, capital de Chaco. Todo quedó registrado por las cámaras de seguridad.

 
Las imágenes muestran que el ladrón llegó a las dos de la mañana al kiosco que cuenta con todas las medidas de seguridad. En un principio la atención fue normal, hasta que la joven abrió la ventana para entregarle la botella de agua que había pedido.



Fue en ese exacto instante en que el delincuente se intentó meter a través de la ventana para robarle un paquete de cigarrillos. La joven intentó detenerlo a los empujones, pero al no poder hacerlo comenzó a pegarle piñas.


Lejos de sentirse amedrentado, el ladrón avanzó con su intento y llegó a agarrar los paquetes de cigarrillos. Sin embargo, fue tal la cantidad de piñas que recibió por parte de la kiosquera que desistió del robo y escapó con las manos vacías.

Según se pudo ver en el video, la joven le pegó al menos diez piñas al delincuente y una vez que logró echarlo, cerró rápidamente con traba la ventana por la que se había intentado meter al kiosco.

La dueña del kiosco detalló que la dramática situación ocurrió a las cinco y veinte de la mañana, y que el hombre en cuestión que intentó robarles “es un trapito de la zona” que habitualmente suele ir a comprar cigarrillos sueltos.

“Ella lo reconoció. Primero pidió agua en una botellita, ella accedió, cerró la ventana y fue a buscar el agua. Cuando se la quiso dar, él metió la mitad del cuerpo e intentó manotear a lo loco”, relató.

La mujer contó que su empleada “por suerte hace lucha libre” y explicó que por eso lo primero que hizo fue “atinar a pegarle piñas para que se vaya”. “Es propio del entreno de ella”, agregó.

La dueña del local ubicado en la capital chaqueña dijo que su empleada “quedó alterada y tuvo un poco de sangrado en las manos, pero más que eso no”. “Gracias a dios no se llevó nada”, agregó.

Te puede interesar
Lo más visto