Viral en redes: Las ''Monjas'' de la marihuana

La noticia de las ''monjas'' de la marihuana se viralizó en las redes sociales y por más que lo parezcan, no están asociadas a la religión católica.

Internacionales 29/12/2023 Nicolás Nicolás
sisters-of-the-valley-4
Sisters of The Valley

FRENTE A FRENTE.-Bajo cada luna llena, en las afueras de un pueblo del centro de México, un grupo de mujeres vestidas con hábitos de monja dan vueltas alrededor de un fuego crepitante, se limpian con salvia quemada y dan gracias por la luna, los animales y las plantas.

A pesar de su vestimenta, las mujeres no son católicas ni de ninguna otra religión. Son parte de un grupo internacional fundado en 2014 llamado Sisters of the Valley, que se ha comprometido a difundir el evangelio de los poderes curativos del cannabis.

En Estados Unidos, donde alrededor de dos docenas de estados han legalizado la marihuana recreativa, el grupo también lanzó una pequeña empresa exitosa, vendiendo en línea tinturas, aceites y ungüentos de CBD, y recaudó más de 500,000 dólares el año pasado.

Pero en México, donde una guerra contra las drogas ha asolado el país y el catolicismo está arraigado en la sociedad, la imagen de una monja fumando marihuana es más un acto de rebelión, dicen las mujeres.

Las hermanas publican con frecuencia en las redes sociales, principalmente Instagram, donde se las puede ver cuidando cultivos de cannabis, impartiendo talleres y asistiendo a eventos relacionados con él.

Sus ventas de productos son una fracción de las de sus pares estadounidenses: alrededor de 10.000 dólares al año.

Si bien son prominentes en línea, las mujeres (cinco en total) son cautelosas a la hora de revelar demasiado sobre la ubicación de sus operaciones. Realizan negocios desde una tienda falsa de concreto de dos pisos con una habitación terminada.

Debido a que el cannabis se encuentra en una zona legal gris en México y gran parte de su producción todavía está vinculada a organizaciones criminales, les preocupa que la policía o los gánsteres locales puedan llegar para amenazarlas o extorsionarlas.

En un fin de semana reciente, cuando Reuters visitó el lugar, las cortinas permanecían cerradas. Paquetes de marihuana se secan en grietas clandestinas, colgadas de un tendedero escondido o ocultas en la estufa.

"La Hermandad se encuentra en un contexto totalmente diferente aquí en México, por lo religioso que es el país y por los vínculos de la planta con los cárteles", dijo una de las mujeres, que usa el apodo de "Hermana Bernardet", en línea, y pidió no revelar su nombre por temor a represalias. En su trabajo principal como médica homeópata, receta marihuana a sus pacientes con cáncer, dolores articulares e insomnio.

Te puede interesar
Lo más visto