«Lo que está pasando en el Poder Ejecutivo pelea no es», destacó la vicepresidenta en Chaco.

Su palabra era muy esperada y no pasó desapercibida. Cristina Kirchner participó de un acto en Chaco (la reconocieron con un Doctorado Honoris Causa en la Universidad Nacional del Chaco Austral) y dejó varias definiciones en medio de la feroz interna desatada en el interior del Frente de Todos. Si bien negó una pelea con el presidente Alberto Fernández, dijo que le genera «amargura» que no se esté «haciendo honor» a «tanto amor, esperanza y confianza» que depositaron los votantes en 2019.

En un pasaje de su discurso realizó un análisis de la etimología de las palabras utilizadas por los medios masivos de comunicación para referirse a supuestas diferencias dentro del oficialismo: «Es obvio que la Vice es parte del Ejecutivo. Frente a eso, los medios de comunicación lo presentan como una pelea».

«Me gusta mucho la etimología de las palabras porque cada palabra tiene un simbolismo», indicó y tomó su celular para puntualizar en palabras que le llamaron la atención en titulares y presentaciones de periodistas sobre el tema: «Pelea: gente que se agrede físicamente o practica deporte bajo ese termino. ¿Qué es pelea? Se están pegando, golpeando o hay posibilidad de que haya algo bueno en una pelea. Yo no le pegué a nadie y nadie me pegó. Lo que está pasando en el Poder Ejecutivo pelea no es».

Tras esa frase que despertó los aplausos del recinto, continuó con su análisis: «¿Qué otra cosa podemos estar haciendo? Vamos por debate: me faltan los anteojos y todo para un programa. Pelea es nombre femenino, debate es masculino. No creo en las casualidades y menos con cierta gente y cierta prensa. ¿Qué dice el debate? Discusión en el que dos o más personas opinan sobre uno y más temas donde cada uno expresa su idea y defiende sus intereses. Debate político. Bingo. Es esto».

Con este tema como puntapié, se refirió específicamente al jefe de Estado sin dejar de recordar que se cumplirán tres años desde que tomó la determinación de conformar la fórmula para las elecciones presidenciales de 2019.

«Dije que el poder es eso que, cuando una persona toma una decisión, esa decisión es acatada por el conjunto», empezó Fernández de Kirchner.

Y continuó: «En unos días más, el día del Censo se cumplen tres años de aquel video en el cual le comuniqué a todos la decisión que había adoptado. Si fuera una disputa de poder, no sé, hubiera elegido al presidente del Frente Renovador (por Sergio Massa), que venía de un partido político y de haber sido candidato a presidente, con legisladores, gobernadores».

«Elegí a una persona que hoy es Presidente que no representaba a ninguna fuerza política que conformaba el frente, pero que además me había criticado duramente desde el año 2008. ¿Alguien piensa que puedo decidir las cosas por enojo o poder?», argumentó.

«Además, esa decisión política, a la que no considero como dicen algunos compañeros erróneamente ´generosa´, fue un acto inteligente», afirmó.

La expresidenta puntualizó en la calificación de «generosa» y remarcó que el presidente tuvo la libertad de conformar su gabinete económico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.